Harry Potter

Harry Potter y su mundo pertenece unica y exclusivamente a J.K Rowling y a Warner Brothers, esta historia es sin fin de lucro.

Dedicado a todos ustedes que leen lo que yo tengo que contar.

Hola soy Arelis, autora del Fanfic: "19 y 2 años después" debido a problemas con Fanfiction no he podido actualizar los nuevos capítulos de "19 y 3 años después" La página no me lo permite. Es por eso que decidí abrir este blog y publicar por este medio.
Si ya leíste los capítulos he de decir que ahora estar corregidos y mejorados, se pueden leer otra vez y se han hecho algunos cambios para ser mas fiel al mundo de Harry Potter, en fin espero que me sigan leyendo.

domingo, 29 de enero de 2017

Cap. 9 los laberintos del privilegio de la herencia

Capitulo 09 Los laberintos de los privilegios de Herencia.

Harry Potter y su mundo pertenecen a J.K Rowling
Historia sin fin de lucro.
Dedicado a ti que lees lo que tengo que contar.
En esta ocasion quisiera dedicar este capitulo especial a los que me escribieron una opinión, estoy volviendo a comenzar y me esta costando, las cosas no fluyen, he tomado en cuenta cada uno de sus comentarios, espero que podamos funcionar de nuevo.
Capitulo 9 Los laberintos de los privilegios de la herencia.
Los rayos del sol al amanecer acariciaban los tranquilos campos y sendas del callado colegio Hogwarts, cuando el sonido de pasos suavemente pisando el humedo pasto regado por el rocio del amanecer perturbaba la tranquilidad que un colegio durmiente brindaba. A lo lejos dos canastas flotantes cruzaban el campo de quidditch junto a dos siluetas quienes resguardaban la valiosa carga que estas portaban, en el centro del campo otra silueta mas, la de una mujer que parecia haberse clavado al al pasto convirtiendose en estatua, miraba al cielo sin prestarles atención.
Es un buen día para que el nacimiento de bellos dragones se de en los cielos ¿no crees?- interrumpió una voz juvenil y divertida a los pensamientos de la persona en el centro del campo quien no era otra que Ginny la cual salio de sus pensamientos y observo a las dos personas que se acercaban con ligero andar. Luna Scamander su gran amiga caminaba junto al profesor Neville quien hacia una señal de silencio con el dedo a la despreocupada rubia que reía de felicidad de ver a la pelirroja.
- Los vas a despertar Luna.- le advirtió en vos baja y en silencio, levanto la mano de forma de saludo a Ginny quien le respondió sonriendo, ella pudo observar como el mago agitaba su varita la cual mecía a una de las canastas en forma de semillas que producían una tranquila canción de cuna.
-¡Luna! que gusto verte ,buenos días a los dos, es muy temprano y ...
-Shhh- insistió Neville de nuevo mucho mas serio a las dos y agitando suavemente su varita en dirección a la otra canasta..
-¿Los gemelos están aquí? ¡estas loca, esta el clima realmente frío para los bebes!... ¿Neville como la dejaste?- le reclamo Ginny lo mas bajo que pudo, con curiosidad se asomo a las canastas donde los gemelos de Luna dormían plácidamente protegidos por lo que parecía una gota de agua dentro de cada cuna flotante.
-Esa oración me trae tantos recuerdos del pasado- Dijo con su característico tono soñador de la rubia a para despues ponerle mas atencion al cielo donde ya los primeros rayos del sol pintaban el cielo que se encontraba totalmente limpio, sin ninguna nube- Lu-na-ti-ca Lovegood- tarareo al ritmo de la canción de cuna y saliendo de su ensoñación dijo.-A ellos les hace bien que reciban los primeros rayos del sol y las ultimas caricias de la luna, mira la estrella de la mañana esta despidiendo la noche... adios... adios...- Luna realmente agito su mano hacia el cielo como diciendo adios a alguien y continuo-Rudolph ha dicho que es una buena temporada para que los bebes crezcan fuertes y sanos...- Ginny miro a Neville, quien solo se encogió de hombros, desde que se había casado y embarazado Luna resultaba mucho mas inquietante, extravaganemente poética y misteriosa.
Casi al principio de las vacaciones Luna Scammander dio a luz a dos rubios y saludables casi albinos bebes a los que llamo : Lysander y Lorcar . El año anterior el motivo del regreso a Hogwarts fue precisamene eso su embarazo que era de alto riesgo para la aventurera y ajetreada vida que con su marido llevaban y ya que Rudolph Scamander se encontraba en medio de una investigación a lo largo del continente americano para estudiar a los escurridizos, traviesos y peligrosos xeneques y aluxes, dejaba por su condición a Luna fuera de esta impidiéndole el poder acompañarlo como tanto lo deseaba, por supuesto ellos seguían mantieniendose al tanto por carta y el joven Scammander regresaba cada cierto tiempo para visitarla como fue cuando nacieron los bebes. ¿Pero el porque que ella termino siendo huesped de Neville? Era muy facil de explicar. Luna al comenzar los cuidados y tratamiento resulto alérgica a este y a cualquiera que la medicina de San Mungo podia ofrecer debido a la exposición que tuvo a diferentes criaturas mágicas en el mundo con los que tenia contacto. Sin preocuparse tanto y después de hablar mucho entre ellos, la feliz parejo con la simpleza e inteligencia que la caracterizaban, resolvieron al consultar a uno de sus mejores amigos , el cual le ofreció otra opción para mantener a salvo a sus bebes y a ella y fue así como Neville debido a sus conocimientos en las ciencias de la herbología, logro mantener estable la condición de Luna por todo ese año a pesar del revuelo de Fred el explotado causaron. Involucrada tambien Penny Weasley, ambos lograron llevar a buen termino el embarazo.
Por supuesto Neville y su esposa Hanna fueron padrinos de Lorcar, mientras Harry y Ginny apadrinaron al pequeño e inquiero Lysander que en ese momento se removía un dentro de su cuna, para seguir continuando su sueño matutino.
Asi que el hogar de Luna mientras su esposo no terminara esa investigación seria cercaa de Hogwarts ya que el tratamiento con Neville para que pronto superara la alergia adquirida continuaba.
Mi pequeño ahijado- dijo Ginny mientras mecía con la mano la cuna que mantenía caliente y confortable al pequeño bebe.-Sufre por una madre tan descuidada. En serio Luna no deberias sacar a los bebes asi a la intemperie-
Es por eso que su madre descuidada le escogió unos padrinos muy sobreprotectores, no sufrirán por las carencias de sus padres... - sonrió Luna quien seguía mirando el cielo despejado.- Los primeros rayos de Sol y los adioses de la luna los hara crecer sanos ya veras...- Ginny hizo un mohin en sus labios nervioso y de reproche el cual Neville noto preguntando.
- ¿Como va el equipo de quidditch para Hogwarts?-
-Bien Neville, termine de revisar las solicitudes y he organizado los grupos, prepare los equipos para la prueba... y pues... - se callo Ginny un poco desanimada.
-¿Los goblins se han llevado tu felicidad?- pregunto Luna con voz calmada y examino a Ginny, a lo que esta se recompuso y retomando postura
-Si, un Goblin llamado James Sirius Potter. Mi hijo puede ser tan parecido a Harry pero mas a Ron que en ocasiones me es imposible.
-¿No ha venido? Ni aunque es castigo de la profesora Mc Gonagal... El asombro de Neville no cabia en el.
-No Neville... al parecer se tomo muy en serio eso de los privilegios de su herencia de los que tanto se queja... a logrado volverse muy comedido estos últimos días, logrando que los otros profesores me soliciten tenerlo un poco mas de tiempo, sobre todo Slurghog... Increible. Aunque ha decir verdad confieso que presiento que hay algo me dice que hay mucho mas de lo que el nos permite ver...
-Me recuerda a una historia... sobre un astuto Rey Goblin- Interrumpió Luna a Ginny quien junto con Neville se sorprendieron, no entendían a que venia eso en ese momento .- Quien se llevo la inocencia de un bebe para volverlo duende también... una joven lista que logra vencer en sus trampas y laberintos y recuperar al bebe, mmm solo falta un aliado...-quedando en silencio, giro mirando al suelo a su lado derecho- Oh que bien aquí llega.- y con un sonoro Plop el viejo Kreacher apareció en el lugar donde Luna señalo, haciendo su usual reverencia a su querida ama, con algo de recelo paso al lado de Neville y extendió un pequeño pergamino.- Mi señora, el amo me encomendando entregarle esto.- Inmediatamente la pelirroja tomo el pergamino leyendo el mensaje dentro de el, enseguida reconoció la letra de Harry y volviéndolo a releer le dijo a ambos.- creo que alguien también se tomo en serio lo de privilegios de herencia.- extendió el pergamino mostrándoselos a los dos magos y Luna abriendo sus desorbitantes ojos azules expreso.- ¿ves? un poderoso aliado igual que en la historia. Por cierto, ten cuidado con tus practicas ,comienza el temporal de apareamiento de los dragones de Luz...-
¿Una tormenta dices?- pregunto Neville quien revisaba que los gemelos continuaran durmiendo, aunque fuera en voz baja su tono denotaba mucha sorpresa; observo el cielo que estaba completamente limpio ya que todo indicaba que seria un día soleado. Busco con mas cuidado por si había algo que se le escapaba. Con Luna y sus predicciones nunca se sabia.
-El día de hoy se ha limpiado el cielo para recibirlos, sera emocionante.- dicho esto la rubia dejo de prestarle atención a los dos magos y acercándose a cada una de sus canastas dijo complacida.- Bueno sus ahijados han tomado bastantes rayos de luna y sol, es hora de que coman y yo quiero la verdad es que deseo un panecillo. Ginny hoy sera un buen día, ya lo veras.
Oscar Diggory caminaba fresco por los pasillos arrastrando a un preocupado James quien vigilaba y se detenía en cada corredor con el miedo de toparse a su madre, tío o algún familiar que estuviera en Hogwarts como últimamente sucedía.- Date prisa- lo apresuro el Gryffindor.- ¿Necesito tomarte de la mano para caminar mas rapido? Me estoy muriendo de hambre...-
Claro que no.- contesto James asqueado con la imagen mental que tenia de los dos tomados de la mano.- Solo no quiero encontrarme a mi madrey me reprenda tan temprano, no quiero que me obligue ir al campo.
Resoplando molesto Oscar lo continuo apresurando-No te dire nada sobre ese tema, pero no niego que me gustaría verte ahí. Mi único entretenimiento es ver a tu madre, no me quejo es bastante guapa y genial pero es fastidioso con tod...-
-¡Por favor, dime que no escuche eso ultimo!- Lo interrumpió muy serio James.
-Claro que si tu madre es una excelente buscadora y es muy guapa al contrario de tu prima que por cierto te ha cubierto todos estos días, con todo ese pelo castaño rojizo enmarañado y esas pecas... y su carácter y esa forma estúpida de corregirme, que he de confesar me desespera bastante y que es ese nombre... Rooouseee, no se parece nada a una flor, es descuidad y...-Oscar se detuvo en seco y carraspeo al darse cuenta de todo lo que estaba diciendo y la mirada sorprendida de James, encogiéndose de hombro continuo.- Por otro lado si tu mama diria es bastante guapa, yo diria que hasta es sex...- Oscar recibió un violento manazo en pleno rostro que le tapo la boca.
- ¡Es mi madre de quien estas hablando!- Le dijo de forma amenazante.- y tu vienes a dormir seguido a mi casa.- Resoplo muy molesto mientras apretaba mas su mano en la boca de su amigo.
-Wow peleando tan temprano.- interrumpió Jona al encontrarlos de ese modo, cuando James separo asqueado de pronto la mano del rostro del hijo de los Diggory.- ¡Que asco! ¿Me lamiste la mano?-James ahora bufaba molesto todavía con una actitud amenazadora contra Oscar.- ¿que sucede? si ustedes siempre actúan como una pareja enamorada...- pregunto con cautela el tercer mago a sus amigos.
-Muy gracioso... ¡Nada, solo que este pervertido dice que mi madre es guapa y hasta sex!... Estúpido, ay no solo de imaginármelo... ¡ASCO!
-Pues si lo es.- Interrumpió Jona como si ese comentario fuera lo mas normal del mundo, sorprendiendo mas a James que solo dejo caer su quijada de la conmoción.- y no solo nosotros lo pensamos, si no todo el colegio, deberías ir a ver como se acumulan los de septimo año para verla volar, ¿o no es así?- pregunto Jona a Oscar quien sobaba su boca después del golpe de James y asintió en silencio.-Tu mama es la entrenadora mas guapa de todo el colegio, es la clásica profesora guapa que todos los colegios tienen, lo sabrías si tuvieras el valor de asistir al campo en lugar de estarte escondiendo bajo el escritorio de Slurghog. Lo sabrías y podrías estar corriendo a toda la bola de Septimo que solo van ahi por ella- concluyo enojado a lo que de inmediato obtuvo una respuesta y no la que es esperaba.
- ¡Cállate Jonathan!- James tomo por la túnica a Jona amenazandolo, el cual sonriendo muy amable no se acobardo.- Asi deberías ponerte con los de séptimo no con nosotros.
¡Buenos días futuras mentes prodigiosas del mundo mágico!- en pasillo la fuerte y profunda voz del director Narcisus resonó. Dando los buenos días como era su costumbre a todos los que se encontraba y se dirigían al gran comedor. En cuanto lo vio su agarre se aflojo un poco su agarre de la túnica de Jona, James se puso incomodo remplazando su enojo por vergüenza, el director sonrió deslumbrante al verlos, su hermoso cabello platinado se movía al compás de su andar que daba la impresión que flotaba si eso era posible.- Es un placer para mi ver al futuro de nuestras generaciones tan enérgico hoy, ¿verdad querida?.- Athenea sonrió encantada al comentario e hizo una elegante reverencia hacia ellos, los tres jóvenes se quedaron petrificados y avergonzados esperando que el director no hubiera visto lo que estaban haciendo momentos antes.- Es lo que les decía mis queridos amigos, el mundo mágico tiene un futuro prometedor.- radiante Adrianus Narcisus en un elegante movimiento introdujo a la conversación a sus acompañantes, tras de el tres personas se hacian presentes; James soltó la túnica de Jona de forma inmediato esperando que en verdad no lo hubieran visto. Los tres jóvenes magos en un movimiento inmediato se pusieron uno al lado del otro saludando con un muy educado buenos dias a la profesora Mc Gonagall, Harry potter y a Ted Lupin.- Es por esto mi querido Harry que a valido la pena todo el sacrificio y sufrimiento del aquellos lejanos y dolorosos pasados, ¿verdad?.-
-Estoy de acuerdo con usted Sr. Director.- contesto.- ¿Como están chicos?
El sobresalto que esta pregunta hizo a James poco se pudo disimular, porque la realidad era que esperaba que a esas alturas su madre ya le hubiera comunicado a su padre que había escapado de los entrenamientos la ultima semana, pero por el comportamiento de Harry, nada indicaba que estuviera molesto o enterado de la situación, al contrario estaba ahí parado haciendo preguntas casuales y hasta en cierto modo lucia muy desenfadado y jovial. Demasiado para el gusto de James-
-Bien señor Potter- se atrevió a contestar Jona al notar que ninguno de sus otros dos amigos decía palabra alguna y el silencio se volvía incomodo.-
- Me da gusto- dijo, fijándose en los dos amigos de su hijo, ajustándose los lentes también un poco incomodo, cambio el tema cuando se detuvo a ver el estado físico de la cara de uno de ellos-. ¿Oscar, que le paso a tu rostro?-
-Eh... pues...- Se removió inquieto sin saber que hacer mirando a un James que también incomodo no supo que decir.
-Tuvo pesadillas Sr. Potter.- Salvo el tercero de los chicos.- Soño que una pesada mano de gigante le dio directo en su rostro, verdad.-
-Si! Fue tan real que me caí de bruces directo al suelo.- agrego el muchacho aliviado de la rápida intervención de su amigo, esperando que su incomodidad no delatara a James y su reciente discusión.
-Vaya... te entiendo-exclamo el adulto mago asomándose una sonrisa en los labios.- Yo e experimentado esos sueños que en Hogwarts pueden ser muy realistas ¿no es asi Profesora?.
-Si, así es...-suspicazmente la profesora respondió, aun no entendía el propósito de la conversación, los inspecciono detenidamente a los tres por un momento .-Bueno jóvenes tenemos que dejarlos, se les hace tarde para el desayuno.- corto abruptamente y dio marcha sin poder decir algo a los chicos, seguida inmediatamente por el director y la pequeña Athenea.
James respiro aliviado por un momento cuando vio partir a su padre pero solo fue momentaneo su sentir, ya que Harry al pasar a su lado se detuvo y girando sobre el mismo, como si se le acabara de ocurrir preguntar algo importante le dijo- Por cierto James, ¿Como van los entrenamientos con tu mama, te estas divirtiendo?-James palideció, ahí estaba la pregunta que quería evitar todo ese tiempo y miro a sus dos amigos que sin saber que hacer no lograron dar una respuesta, solo atinaron a mirar a otro lado, por lo menos el contacto visual no los delataría. Entonces James deicidio que si había trabajado mucho toda la semana para no acudir a sus practicas, las cosas seguirían así, continuaría con sus planes hasta el final. El no acudiría a esos entrenamientos ni al quidditch por nada del mundo.- Si, es divertido.- Contesto con seguridad, por un momento noto como la expresión de Harry se descompuso, las cejas de su padre se habían fruncido y sus ojos denotaban sorpresa, pero fue tan rápido que pensó que lo habia imaginado porque la actitud del mago después le decían todo lo contrario.
-¡¿A que no es genial esto del mundial?! Serán los primeros en toda la historia de la educación mágica en tener un campeonato mundial de quidditch, yo estoy bastante emocionado. Bueno... tengo que encargarme de la seguridad del castillo para que eso suceda. James que Albus no coma tantos panecillos dulces en el desayuno y cuida a tu hermana, cuídense muchachos.-
-Si papa, adios Ted.-
Cuídate James.- Ted le contesto mas serio de lo normal y James logro ver algo de preocupación en sus ojos, aunque no pudo decir al igual que la expresión mostrada por Harry momentos atras si solo era persepcion suya. Vio a su padre y a Ted alejarse y perderse por los corredores del castillo.
-¿Todo bien Potter?- le pregunto la profesora Mc Gonaggal en cuanto estuvo a su lado, el mago solo asintió en silencio muy serio.- Creo que si me lo preguntas, todo se solucionaría si hablamos con los maestros y sobre todo con el profesor Slurghog en lugar de todo este plan que... bueno, me parece que nos estamos complicando... un poco.
-Minni querida-interrumpió Narcisus.- que seria de este colegio si estas paredes no impulsaran a sus jóvenes alumnos a hacer lo correcto, dejemosle un poco de libertad a este viejo castillo. La idea de Harry me parece fabulosa y muy educativa.-
- Por cierto Profesora, la noto mas, no lo tome a mal... pero luce mas... ¿joven?- observo Ted ahora mas calmado tratando de romper el silencio incomodo que se habia producido.- Sr. Lupin ¿que rayos estas diciendo?.- exclamo sorprendida Minerva, pero el comentario de el mago era cierto de nuevo la profesora lucia un cabello mucho mas voluminoso y oscuro, sus arrugas se habían alisado y sus ojos brillaban misteriosamente, empezaba a a parecer una mujer de mediana edad, aunque para la profesora por mas que se viera en el espejo, ella seguia teniendo su mismo aspecto.
Es el amor mi querido Tedd,y el amor hace mas hermosas a las mujeres y mas cuando están enamoradas.- Interrumpió de nuevo Narcisus acercándose a la bruja rodeándola con su brazo por los hombros.- Con todo respeto quite su brazo de mi hombro Sr. Director, antes de que algun encantamiento salga accidentalmente de esta varita- exclamo peligrosamente aunque a Harry por un momento le resulto divertido como la profesora trataba de no perder la compostura frente a sus antiguos alumnos. Inmediatamente el director retiraba su brazo y esta daba la vuelta indignada y alejándose del lugar lo mas pronto posible pero para Harry tampoco pasaba desapercibido hasta el cambio en el andar que ahora era mucho mas ligero y gracioso en la profesora.
-Amor querido Harry amor.- exclamo Narcisus quien con paso rápido y decidido seguía el camino donde segundos antes salio airosamente su antigua maestra. Harry y Ted sonrieron, las cosas habían cambiado mucho desde sus días de escuela.
-¿Padre?- La pequeña Athena sostenía la mano de Harry y se dirigía a el descolocandolo por el nombre con el que lo había llamado, Ted a su lado lucia igual de contrariado, sin embargo esto no intimido a la Hufflelpuff quien con una tranquilidad continuo.- Padre no debes preocuparte, todo saldrá con James como lo has planeado, confía en el.- y así la pequeña Athenea igual de enigmática que su padre guió a el mago aun tomado de la mano hacia sus quehaceres de esa mañana en Hogwarts.
Si Albus hubiera presenciado en ese momento la imagen estaría totalmente mas que sorprendido.
Dentro del Comedor James buscaba una mesa, era seguido por sus amigos que por primera vez en seis años lo hacían en silencio, segundos después de entrar Joan Princess sonreía levantando su mano, indicando el lugar apartado para desayunar ese día. En cuanto se sentaron Jonathan no logro contenerse y comenzó a reclamar en voz mas baja a James.- Le mentiste a tu padre, James estas loco, le mentiste a Harry Potter, el jefe de Aurores. ¡Es lo mas estúpido que has echo! Mira si que hemos echo cosas estúpidas pero esto... ¿Estas en tu cabales? ¡ Es el jefe de aurores del ministerio! El mago mas prestigiado de la comunidad magica.
-¿Que pasa?- la pregunta salio sola de la boca de Joan, ante la extraña situación que precenciaba ya que nunca había visto discutir a Jonathan; James jamas había tomado esa actitud con sus amigos por mas molesto que estuviera y que decir de Oscar quien muy serio solo comía en silencio cuando jamas había podido estar en silencio y tan pasivo por mas de 30 segundos, por lo general de todo el grupo el siempre servia de mediador en las discusiones. Jona volteo a verla por un momento al escuchar la pregunta, pero fue solo un segundo porque continuo exigiendo una explicación a James que este se negaba dar.- ¿A ver genio, crees que en algún momento tus papas no hablen entre ellos? ¿Como crees que se van a poner cuando se enteren? Has pensado en tu mama y deja a tu mama, la que se te va a armar con Mc Gonagall y si el director interviene.- James siguió comiendo ignorando mientras masticaba un trozo de torta de anís. Torta que detestaba James y eso no paso desapercibido por Joan, entonces decidio cuestionar al que parecia mas sensato de los tres en ese momento.- ¿Oscar me vas a decir exactamente lo que paso? Os... ¡OZ!.- grito ante el silencio del Gryffindor haciendo que los pocos alumnos que estaban en el comedor voltearan hacia ellos, con enfado Oscar le puso atención.- Oz ...- insistió en vos baja.- ¿Me vas a decir o te embrujo por debajo de la mesa?.- Saliendo una expresión de molestia volteo a ver a James, Al no notar alguna señal de este para que se callara o no dijera nada, volteo hacia la entrada del comedor cerciorando que alguno de los hermanos o familiar de este aun no entraran al gran comedor y rápido dijo.- ¿Por que soy el que siempre agreden?- dando un largo suspiro soltó lo mas casual que pudo, mientras embarraba algo de mantequilla en su pan trantando que lo que iba a decir sonara sin importancia-James le dijo a su papa que si estaba yendo a asistir a la entrenadora Potter en las practicas de Quidditch.
-Cuando todos sabemos que no es cierto.- acuso Jona a una sorprendida Joan y continuo ya mas calmado tratando de volver a dialogar con el.-James no me lo tomes a mal, pero en verdad por que haces tanto escándalo por una practica, caray, cuando nos dijiste parecías contento de que ibas a volar de nuevo y ahora todo esto, mentiras, saltarte las practicas, hablar con los profesores, inventarte malestares, no te entiendo.- James no respondía nada pero simplemente había dejado de comer, tampoco parecía que se fuera a parar e irse, simplemente lucia muy cansado a pesar de estar empezando el día, el ya lucia agotado.- Es solo una practica. Te vas a meter en muchos problemas si esto continua, no puede ser tan malo. Somos tus amigos... ¿Que te pasa?.-
-Jona, no...- Joan tomo de la mano a Jona sorprendiendolo, ya que de todo el grupo esperaba tenerla de su lado y que le diera la razón, contrariado quiso volver a insistir con James pero una señal de parte de la Gryffindor lo detuvo, con paciencia ella dijo.- El tiene sus motivos para no decirnos; si eso te causa tanta angustia James, no lo hagas, lo entendemos. Vamos a desayunar tranquilamente de acuerdo. Tenemos un día pesado hoy y son un trio de tontos-declaro dejandolos atonitos, mucho mas a James.- Me gustaría que todos fuéramos juntos a clases hoy- dijo refiriéndose a que los días anteriores habían cubierto a James en las clases sobre todo en pociones. Sin decir nada todos regresaron a comer su desayuno en silencio, mas tarde Lily, Albus, Rose, Hugo y su grupo frecuente de amigos los alcanzaron para desayunar, ellos no notaron nada de la discusión, solo Lily estuvo ayudando a aliviar el enrojecimiento en el rostro de Oscar al colocarle una servilleta helada hechizada por Rose muy a regañadientes.
La primera clase de James seria pociones que compartían con Hufflelpuff otra vez, lo que significaba que se era un echo el encontrarse con Sian Backer a quien también estava evitando todo ese tiempo, le avergonzaba su comportamiento la ultima vez que se vieron, pero ahora por la insistencia de Joan en ir juntos no logro saltarse la clase.
¿Por que no te he viso en las practicas y en clases?- Decia el papelito que había recibido James en cuanto se sentó en su lugar, al voltear en busca del autor de la nota se encontró que de la otra mesa Sian Backer lo miraba con grandes ojos expectantes esperandolo. Esto lo descoloco bastante en primer lugar porque con quien se comunicaba de esa forma era Oscar y segundo porque cuando ella generalmente lo miraba sus ojos parecían pequeñas rendijas y sus cejas estaban fuertemente fruncidas que casi se volvían una, mostrando su enojo y reproche que eran los sentimientos que sus encuentros inspiraban, hasta aquella vez que ridículamente lo hizo abrazar los arboles todo ese tiempo la expresión de ella era completamente de enfado, o aquella ultima vez... no supo como descifrar su desconcierto y tenia demasiados problemas como para pensar en eso, pero por extraña que fuera la situación y por mas problemas que tuviera muy en el fondo le daba gusto volver a ver a la Hufflelpuff aunque también debía admitir que le molestaba tener que contestar sobre los motivos por los que no asistía a la practica. Después de releer como 10 veces la nota y sentir sobre su rostro la fuerte mirada de la chica, sus manos comenzaron a picar por la urgencia de hacer una contestación pero algo en el le decía que no era prudente y mas cuando en ese momento el profesor hacia alabanza a las habilidades de el, su alumno favorito y toda la clase lo miraba. Trato por un minuto de hacerse el interesante y poner atención a la clase pero en cuanto el profesor Slurghog se dio vuelta a la pizarra el se inclino para escribir la contestación, aunque su prendimiento duro poco, dejando el papel en blanco, ¿pero que le diría? garabateo algo que inmediatamente borro para unos segundos después arrepentirse y romperlo, arranco un poco de su pergamino y después de segundos de debatir escribió un galante e interesante-¿Me extrañas Backer?- con la cual quedo satisfecho, vio de reojo al profesor que ponía toda su atención a una de sus compañeras que estaba al frente o eso creyó porque de reojo solo alcanzo a ver la tela de la falda, rápidamente lanzo el papelito. Hecho esto sus oídos retumbaban y su corazón se aceleraba, 10 largos segundos después recibió una respuesta, James abrió rápidamente la nota y lo que leyó hicieron que su corazón dieran un fuerte bum que alcanzo a su estomago y un sentimiento desconocido para el lo inundo al grado que esto hizo que se sonrojara hasta las orejas, estaba confundido ¿Por que un- SI- de Sian Backer lo pondrían de esa forma? Eso significaba que Si lo extrañaba y lo estaba admitiendo y pues vamos ella era Sian Backer su rival mas fuerte en toda su vida escolar que llevaba en Hogwarts, la chica que mas lo molestaba, era absurdo que estuviera acelerando con un simple si mal escrito a su corazón. Ademas el tenia una bonita novia fiel a el y no se le daba eso de andar con varias chicas a la vez, ademas pasaba buenas tardes con Meredith y sus cesiones de besos en el lago como para que otra chica lo confundiera, sonrojado automaticamente acomodo su cabello pasando la mano por este, levanto su vista y la dirigió a la mesa de Sian, pero tan pronto como volteo el sonrojo desapareció convirtiéndose en palidez. Oscar en el extremo de la mesa le sonría coquetamente guiñandole el ojo. James lo miraba helado. Oscar le mando un beso en burla y señalo el pizarron, la chica quien anotaba la formula de la posion a estudiar era la Hufflelpuff y todo quedaba claro, Oscar estaba al lado sentado de Sian, el le aconsejo a ella que le mandara ese papel, pero el recibió su "galante" nota cuando ella estaba al frente, James le mostro groseramente un dedo a su amigo y en respuesta sonriendole el le mando otra nota cuando el maestro felicitaba a Sian por resolver increíblemente la formula. James leyó el mensaje en cuanto se aseguro de no ser visto.
¿Así que ahora te chiflan las pecositas?.- Nuevamente lo miro con expresión seria, ignorando su mal humor Oscar hizo una seña con las manos para que le diera vuelta al papel, en el cual estaba escrito:
Ya en serio, siento lo de tu mama, nunca la he visto de esa forma, solo estaba molesto... y estoy preocupado, ¿Si?.
-James arranco otro pedazo de su pergamino, escribió algo y se lo acento, los demás alumnos acostumbrados a los medios de comunicación de James y Oscar no hacían mucho caso. Sobre todo Joan y Jona quienes seguían con atención la clase en la mesa de atrás, sabían que si ellos se habían comenzado a comportar así es que se estaban arreglando.-
No sabia que mi prima llegara a afectarte tanto. No te preocupes yo se que no lo decias de esa forma. Estoy bien.
Inmediatamente James recibió respuesta.
¿Como que me afecta, de que hablas?
Volteándolo a ver se disponía a responder, pero al contemplar el contrariado rostro de Oscar, supo que ni siquiera su amigo se había dado cuenta de la situación en la que se encontraba y decidió dejarlo así; es que tampoco la idea de que Oscar se involucrara con Rose le atraía de alguna manera. Escribiendo un simple: Olvídalo, mal entendí las cosas, dejo terminada la conversación.
Al finalizar la clases dirigían ahora a DECAO clase que compartían con los de la casa de Slytherin, cuando Sian Backer alcanzo al cuarteto de magos.-
-Hola chicos.-Saludo mas amable de lo normal y parándose junto al mago le pregunto- James te sientes mejor ¿Donde has estado?
-¿Creo que alguien te extraño, verdad?- dijo en tono travieso Oscar tan rápido que no dio tiempo a James a sorprenderse o incomodarse, solo Joan quien le dio una patada lo mas discreto que pudo.- Auuch ¿por que me pegas rojo?
-Claro que no Diggory.- afirmo con mucha naturalidad Sian, que Oscar apenado solo respondió. -quecofdirectacof.- James no se sintió abatido, simplemente sabia que Sian y su carácter no se prestaría a los juegos de su amigo.- Ya me siento bien, he estado ocupado lo siento si te preocupe.- contesto.
- Oh, bueno... entiendo. ¿Iras hoy a la practica?
El interés de la chica extrañaba mucho a James quien solo atino a decir.- Si logro des ocuparme tal vez, ¿por?.-
-Ah pues... no solo es que... estaba preocupada por ti... y seria bueno... si... quiero decir podriamos... tu y yo..
- ¿Seria bueno... podríamos... tu y yo?- ¡¿Que diablos estaba pasando ahi?! Sian Backer estaba tratando de pedirle algo, una cita, una salida, hablar... ¿Por que estaba tan tímida y a la vez atrevida? Le estaba diciendo esas cosas delante de su grupo de amigos, estaban ellos ahí, ellos eran rivales y ella se ponía linda, delante de el, de todos. ¿Que quería decir? ¿Que Orcos quería decir? ¿Por que no completaba la bendita frase? Todos esos pensamientos pasaban como la luz por la mente de James y Sian Backer desesperadamente no se atrevía a completar la frase.
-¡Capitana!- un grupo de Hufflelpuff que esperaba a la chica la llamaron.- Oh...sera para despues, nos vemos después tengo que irme, nos veremos Diggory en la practica, verdad.
Y asi ella se dio la vuelta dejando al grupo de amigos confundidos.-
-Uy mi querido Jam Jam, me vera a mi en la practica.- Oscar abrazo a James rompiendo el hielo, haciéndole burla.
-¿Alguien me puede decir que paso aquí?- pregunto James descompuesto.
-Pues era Sian Backer solo siendo amable y creo que te quería pedir una cita.- Dijo Joan también sorprendida.- Bueno chicos llegaremos tarde con el Profesor Weasley.- les recordó tratando de no dar importancia a lo que acababa de pasar.
Y dime James, ¿te gusta la pecosita de Hufflelpuff?- pregunto Oscar dos horas mas tarde mientras caminaban al comedor.- No creo, me parece muy guapa no lo niego, creo... y... que metiche eres... en este momento no me parece que sea bueno hablarte de eso.- mintió descaradamente a su amigo, no se iba a sincerar por mas mejor amigo que fuera Oscar, sobre todo lo que lo descolocaba la chica, si el mismo no lo entendía, ademas sus preocupaciones eran mas grande que eso.- solo me parece guapa.- volvió a decir. Aunque analizándolo pensó en la ultima vez que estuvieron solos y lo que paso entre ellos tenia mucho lógica el que ella fuera amable y entonces el solo estaba concluyendo cosas erróneas y teniendo reacciones erroneas se convenció con esta conclusión.
Menos mal- suspiro aliviado Diggory quien añadió.- Porque de tu lado al parecer hay otro que también piensa que tu novia es guapa.- eh?- Se sobresalto James y vio a donde señalaba Oscar. Meredith junto a un rubio y alto Revenclaw quien estaba mas cerca de lo normal de ella cruzaban el pasillo sin notar la presencia de ellos.- Dices que mi novia con prefecto Ewan, ¿Que pasa con eso?-
-¿Acaso no lo ves? a ese prefecto le parece guapa tu novia, de echo esta demasiado cerca, no lo crees.
-Oscar deja de meterle ideas.- intervino Jonathan quien seguía la platica desde hace tiempo cuando los alcanzo después de separarse de ellos por haber ido a los baños despues de clase.
-Exageras.-
-Si anda, y cuando le den baje con la chica quiero ver si eran solo ideas.- Los tres cruzaron también el pasillo y se dirigieron al comedor tomando el corredor donde momento antes Meredith había pasado.
-Deja de exagerar Oz, ahí esta Rose también.- Observo Jonathan al llegar al gran comedor señalando a Rose quien estaba sentada al lado de la pareja y ahora parecía que los tres Revenclaws llevaban una amena charla donde sobresalía sobre todo la risa de Meredith, James opto por tomar otro lugar alejado de ellos, tenia mucho en que pensar, la verdad es que en ese momento no le preocupaba su novia o su reciente pretendiente, seguía enfocado en que inventaría como excusa para como librarse de la practica y mucho mas ahora que estaba su padre también en Hogwarts, así continuo toda la tarde, hasta que de nuevo el profeso Slurghog había caído del cielo, ya que el mismo le había pedido ir al despacho una hora antes de la practica de quidditch y por lo acordado estaría horas con el. Se sintio aliviado por lo que llego quince minutos antes de lo citado por el profesor, abrió la puerta con su corazón mucho mas ligero pero al entrar el alivio se fue de su ser dejándolo petrificado de la sorpresa. En lugar del viejo despacho del profesor de pociones se encontraba la entrada al campo de quidditch, de inmediato cerro la puerta y se retiro asustado de ella. ¿Como era posible? el estaba seguro que esa era la puerta que tenia que abrir, no era nuevo en Hogwarts y nunca le había pasado eso, fue por el corredor y busco su sala común, se alegro al ver el retrato de la señora gorda ahí, al decir la contraseña correctamente entro pero en lugar de la sala común, nuevamente estaba el campo de quidditch saliendo de nuevo intento calmarse, corrió por los pasillos de todo el castillo en dirección al despacho de la subditectora pero cada vez que abría la puerta sucedía lo mismo todo lo llevaba al campo de quidditch.-No puede ser...- James comenzaba a asustarse, no era posible que el castillo le estuviera haciendo esa cruel broma.
- Mientras tanto en el campo de quidditch. Joan y Jonathan habían ido a apoyar a Albus y a Oscar.-¿Crees que venga.- Pregunto Jona a Joan, sentados en las gradas miraban como los aspirantes a los puestos del equipo se preparaban, Oscar ajustaba bien sus guantes y su escoba.-¿ Crees que James venga?.- Insistió ante el silencio inusual de Joan.
- James si vino a la practica el primer día...- revelo Joan después de piénsalo mucho, abrazo sus piernas y poniendo atención Albus quien parecía acechar con recelo a Scorpius Malfoy a lo lejos - El vino yo lo vi.
-¿Que dices?-
- Eso mismo que escuchas. James si vino a la practica, veníamos juntos, ese día tu estabas en practicas de duelo y no nos acompañaste; el realmente estaba muy emocionado, pero creo que el por mas entusiasmado que este y por mas empeño que le ponga, no ha logrado superar muchas cosas aunque nosotros y hasta el tontamente pensamos que si ...El simplemente vio el campo, puso un pie en el, se dio la vuelta y se fue... No fue un berrinche, su rostro, su cuerpo, fue mucho mas que un simple deseo de no querer entrar.
-Jonathan no cabía de la confesión de Joan.- pensó también en muchas cosas que había notado en su amigo, desde que James solo volaba si se viera forzado a hacerlo, como que alguien estuviera en peligro y sin pensarlo tuviera que montar una escoba o accedía a los ruegos de sus hermanos, pero por iniciativa propia no y dudaba entonces que el volviera a hacerlo.
-El simplemente se fue, me dijo que no lo siguiera, si lo hacia nunca volvería a hablarme, era muy doloroso para los dos vernos en esa situacion, que iría por ahí para calmarse ... y despues me buscaria, asi que lo deje solo.
-No es tu culpa Joan...- consolo Jonathan aunque la preocupación por sus dos amigos no dejo de estrujar su corazón.
Sian Backer caminaba por uno de los corredores del castillo y por mas extraño que pareciera sus pensamientos no estaban en las pruebas de quidditch, estaban completamente en el Gryffindor y la ultima vez que se vieron a solas, volvio a recordar lo pasado.
Semanas atras estaba muy emocionada porque asistiría a la primera practica con la entrenadora Potter su ídolo, lo habia esperado desde que anunciaron las fechas para las pruebas, se habia preparado y no habria nada que se lo impidiera, pero al dar vuelta en uno de los pasillos se encontró con el hijo mayor de esta, apoyando su cabeza contra un muro del castillo, entre mas se acercaba al muchacho se daba cuenta que no estaba nada bien ya que estaba teniendo dificultad para respirar y con una mano se agarraba el pecho como si la causa de su malestar se encontrara ahí, inmediatamente corrió acercándose a el.-¿Potter estas bien?-James solo pudo hacer un movimiento con su cabeza de forma negativa.-¿Debo llevarte a la enfermería?.- No obtuvo respuesta por unos segundo, de pronto James trato de incorporarse e irse, sin mucho éxito. Joan volteo para ver si alguien podia ayudarlos, pero nadie parecia estar en el lugar, como pudo lo levanto apoyandolo para llevarlo a un lugar seguro y lo metió en el primer salón que encontró.- Necesito ir por ayuda, llamare a la entrenadora Potter.-
¡NO!.- grito James.- Mi mama no debe enterarse, mi familia, ni mis amigos ... por favor
- ¿Eres estúpido? ¿dejaste el cerebro en tu cuarto o eso que tienes te bloquea la inteligencia?.- cuestiono la chica pero no pudo enojarse mucho porque James hizo un sonido al tratar de respirar y se agarro mas su pecho.- trata de respirar, como cuando abrazaste un arbol .- James ahogo un grito de dolor Sian pudo ver algo en el pecho de James. La chica entonces examino a su alrededor reconociendo el lugar, corrió al estante de objeto a sacar algo, el cuarto que habían entrado era una gran bodega con calderos y algunos artilugios mágicos no peligrosos que podían usar los alumnos para sus practicas de duelo. Tomo un blanco que se usaban para aguantar los hechizos de ataque, colocandolo cerca de ellos, busco entre la túnica de James su varita y la coloco en la mano de el.- Escúchame James, tienes que sacarlo de acuerdo, hay algo dentro de ti que que se ha acumulado, no es dolor físico, no se quita con una posion o pastilla y necesito que lo saques, si no, sera peligroso para ti y para mi.- poniendo su mano en su pecho le indico.- Esto de aquí déjalo fluir a tu varita, yo soy tu árbol puedes apoyarte en mi.- James con trabajo soltó la mano de su pecho y se apoyo de la túnica de Sian, la rodeo con su brazo por la cintura abrazandola. Inmediatamente después, un chorro de magia negra dio de lleno en el blanco, este lo absorbió todo dejando una estela de humo negro. El mago cayo sobre sus rodillas agotado arrastrando a Sian con el y ella aun abrazada le susurro al oido.- Soy tu árbol solo por hoy de acuerdo, tienes que arreglar esto que te esta pasando, no es normal, promete que vas a pedir ayuda.- James la abrazo y asintió en silencio hundiendo su cabeza en el cuello de ella y regularizando su respiración. Minutos después los dos se separaron ya demasiado incómodos y contrariados para poder discutir lo que vivieron y tontamente cada quien se fue por su lado sumido en sus pensamientos, tratando de encontrarle lógica a la situación.
Sian sabia que eso que había presenciado era algo mas que un miedo, esa magia que salio de la varita, no fue conjurada voluntariamente, tampoco era convocada por un hechizo conocido y por mas que investigo en los libros de enfermedades de magos, maldiciones y demás no explicaba que era lo que le pasaba a James, estaba decidida a hablar con el director y ofrecerse para poder investigar mas el asunto si otra vez ocurría, le hacia eco la absurda petición del Gryffindor y después que no lo lograra ver en la semana siguiente habían echo que desistiera, pensando que James había cumplido su promesa y estaba siendo ayudado, sumida en sus conclusiones rumbo al campo de quidditch grito de susto cuando una puerta se abrió violentamente y un fastidiado James salio por ella maldiciendo.- ¿Potter? Decidiste venir por fin a las pruebas.
-NO... bueno no yo...no-dijo y por un momento dudo en lo que iba a decir a continuación- El castillo, el castillo me tiene atrapado Backer, me obliga a regresar aqui. ¡Estoy atrapado! como en un laberinto, todas las puertas que abro me llevan a la entrada del campo.
De todas las cosas que Sian  escucho salir de esa boca esta era la mas disparatada. Se preguntaba si ahora el se había vuelto loco.
Bien, pues así regresamos, releí parte de lo que escribí atrás, estoy tratando de mostrar un poco mas de James y en proximos mas de Albus, he de confesar que me siento un poco rara al retomar estos personajes, creo que no me han perdonado que los abandonara tanto tiempo... pero bueno, he ajustado la historia un poco mas fiel a lo que se escribe o revela en pottermore, aunque pues tendré alguno que otro error, de tiempo y eso... les agradeco mucho por sus comentarios, son muy estimulantes, nos veremos pronto en el siguiente capitulo.

1 comentario:

  1. que onda con James,Jona y Oscar ojala se quede con Sian y porfis pon a Lily hace un tiempo que no sabemos nada de ella

    ResponderEliminar